Sobre Nosotros

Bienvenido a Bob Tomes Ford

Gracias por elegir Bob Tomes Ford

El equipo de Bob Tomes Ford desea darle la bienvenida a nuestro concesionario en Mckinney, donde tenemos la confianza de que encontrará los vehículos que está buscando a un precio a su alcance. Venga y vea nuestra selección completa de vehículos Ford nuevos o puede obtener un excelente precio en un vehículo confiable usado. Sin importar el vehículo que seleccione, nuestro equipo profesional de financiamiento le ayudará a elegir un plan competitivo de financiamiento o arrendamiento.

Cuando busque mantenimiento y reparaciones de calidad para automóviles cerca de Mckinney, siempre puede confiar en los técnicos profesionales en nuestro Departamento de servicio Ford, donde nos encargamos de todo, desde cambios de aceite y reemplazo de filtros hasta reparaciones de trenes motrices y transmisiones. Programe una cita hoy o compre las autopartes con nosotros para hacer su propio mantenimiento y reparaciones.

Muchas personas en Mckinney confían en los vehículos y servicios de alta calidad que encuentran en Bob Tomes Ford, y diariamente nos esforzamos por mantener nuestra reputación. Venga a visitarnos hoy o comuníquese con nuestro personal si tiene alguna pregunta.

The Tomeses
Números de Teléfono:Horario de ventas:
  • Lun - Vie8:30 AM - 9:00 PM
  • Sáb8:30 AM - 8:00 PM
  • DomCerrado
Horario de servicio:
  • Lun - Vie7:30 AM - 6:00 PM
  • Sáb7:30 AM - 5:00 PM
  • DomCerrado
Quick Lane Hours:
  • Lun - Vie7:00 AM - 7:00 PM
  • Sáb7:00 AM - 5:00 PM
  • DomCerrado
Horario de piezas:
  • Lun - Vie7:00 AM - 7:00 PM
  • Sáb7:00 AM - 5:00 PM
  • DomCerrado
Collision Hours:
  • Lun - Vie7:30 AM - 6:00 PM
  • Sáb8:00 AM - 12:00 PM
  • DomCerrado
Wholesale Parts Hours:
  • Lun - Vie7:00 AM - 6:00 PM
  • Sáb - DomCerrado

Nuestra participación

El éxito del concesionario Tomes puede relacionarse directamente con la enorme presencia de Bob y Barbara Tomes en la comunidad del área de Dallas.

Barbara comenzó su trabajo de voluntariado con la Asociación de conciertos comunitarios de McKinney. Sirvió durante cinco años como miembro de la junta directiva del Boys and Girls Club de Collin County y como presidenta del Centro Heard Craig. Fue voluntaria para la Cruz Roja Americana y sirvió en el grupo de trabajo para el aniversario 150 de la Ciudad de McKinney. También ha estado muy involucrada con varios eventos de la Cámara de eventos de McKinney y ha estado activa en los grupos de padres en las escuelas de su hijo, Brandon. Barbara también es voluntaria por medio de los Boy Scouts y de la Primera Iglesia Metodista Unida.

Bob no es ajeno a la participación en la comunidad. Además de servir en múltiples comités para Ford, es miembro y expresidente del Club Rotario de McKinney. Ha sido un miembro y expresidente de la junta directiva de la Cámara de McKinney y sirvió en las juntas del Museo Heard y de Greater McKinney United Way. Fue miembro durante cinco años de la Junta directiva de McKinney Economic Development Corporation y también sirve a los Boy Scouts y a la Primera Iglesia Metodista Unida.

Además de las miles de horas que la pareja Tomes pasa en la comunidad, los propietarios del concesionario han sido generosos con su bolsillo. Han aportado dinero a innumerables proyectos comunitarios, al igual que al Programa de excelencia académica del Club Rotario de McKinney y al programa del conjunto musical de la Cámara de Texas. Los estudiantes de McKinney hacen fila en el concesionario para los varios incentivos que los Tomes proporcionan durante cada periodo de calificaciones para estudiantes con excelentes calificaciones.

“Reconocemos lo afortunados que somos y es positivo estar en una posición de poder dar algo a la comunidad”, dijo Bob. “Se siente bien estar en una posición para hacer una diferencia y de hacer mejoras en función de nuestra participación. McKinney significa mucho para nosotros. Este es nuestro hogar”.

Nuestro personal de ventas altamente capacitado se ha ganado una reputación confiable con sus muchos años de servicio y compromiso. Nuestra meta es asegurarnos de que cada uno de nuestros clientes reciba el servicio de calidad sobre el que hemos construimos nuestro nombre. Ofrecemos un amplio inventario disponible a precios competitivos. Sin embargo, nuestro apoyo no termina una vez que se lleva a cabo la venta inicial. Nos enorgullecemos de mantener su automóvil en las mismas condiciones en que salió del piso de la sala de exhibición. Pero no solamente necesita confiar en nuestra palabra; dejamos que nuestras ventas, servicio y piezas hablen por sí mismos.

La medida del éxito Tomes

El concesionario de Texas, Bob Tomes, quiere que sus 175 empleados, ya sean conserjes, representantes de ventas o cajeros, sean un par de ojos extra que se ocupen de los clientes.

Así que en Bob Tomes Ford y Brandon Tomes Subaru en McKinney, Texas, todos los trabajadores deben cumplir con la regla de los 10 pies: Si están a 10 pies de los clientes, deben saludarles y preguntarles sobre su experiencia y si pueden ayudarles. Si un cliente comparte un problema, los trabajadores están empoderados para resolverlo. Algunos incluso tienen la discreción de usar dinero del concesionario, sin necesidad de aprobación gerencial, para resolver el problema.

La práctica, establecida desde hace aproximadamente 12 años, ha mejorado la satisfacción y la lealtad del cliente, dijo Tomes.

“Algunas veces las cosas salen mal, pero en verdad intentamos atenderlas y solucionarlas, y hacerlo mejor para ellos en el futuro”, dijo Tomes. “La retención de esos clientes es muy importante para nosotros como concesionario. Es absolutamente relevante y crítico para el crecimiento continuo y la operación rentable”.

Tomes explica claramente la práctica con una simple cuerda. Mantiene cuerdas de 10 pies de longitud, gruesas, de algodón trenzado azul y blanco, en varios departamentos en los concesionarios. Los gerentes las utilizan durante las reuniones de empleados para reforzar la regla de los 10 pies de Tomes y mostrar a los empleados cómo se ve la distancia.

“Ya sea que esté en el mostrador de piezas o en la rampa de servicio, queremos que nuestros clientes sean reconocidos e identificados”, dijo Tomes. “Es desarrollo de relación, venta de relación, relación, relación, relación”.

Tomes identifica los orígenes del programa con ver a los clientes visitar el concesionario Ford y permanecer sin atención durante un periodo considerable de tiempo. También fue inspirado por ejemplos de servicio al cliente en el concesionario de lujo Nordstrom y en la cadena de restaurantes de comida rápida Chick-fil-A.

Measure of Success

Útiles en el servicio

Desde que se estableció la política, las calificaciones de satisfacción del cliente han subido. Están por arriba del promedio del grupo tanto para Ford como para Subaru, dijo Tomes y continúan creciendo.

Tomes compró la tienda Ford hace 32 años cuando McKinney, a 30 millas al norte de Dallas, era solo una ciudad pequeña. Ahora ha crecido a una población de más de 150,000 y ha sido nombrada una de las ciudades de más rápido crecimiento del país, por la Oficina del Censo de Estados Unidos. El concesionario Ford vende aproximadamente 2,300 vehículos nuevos y 1,800 vehículos usados al año.

Tomes Auto Group ha sido propietario de la tienda Subaru durante cinco años. Esta vende aproximadamente 1,050 vehículos nuevos y 350 vehículos usados al año.

La política de los 10 pies es particularmente útil en el Departamento de servicio, donde los clientes llegan sabiendo que tienen un problema y que probablemente les costará algo de dinero. La hospitalidad de Texas ayuda, dijo Tomes, quien se inició en la industria automotriz trabajando para Ford Motor Co., luego de regresar de su servicio en Vietnam.

Pero es más que solo ofrecer una sonrisa y una atención rápida. Los asesores de servicio tienen la capacidad de gastar hasta $75 sin verificar con un gerente para resolver el problema de un cliente. Esto puede cubrir futuros cambios de aceite gratuitos, una recarga de nitrógeno para neumáticos o una reparación económica que no esté cubierta por la garantía.

Si solucionar el problema llegara a costar más de $75, el asesor puede involucrar al gerente de servicio o al encargado del taller para aprobar algo más costoso. Un ejemplo de eso podría ser una reparación relacionada con la seguridad que es necesaria, incluso si el cliente no tiene el dinero. El concesionario puede ofrecer cubrir los costos de la mano de obra si el cliente compra las piezas.

Evolución

Esa parte del programa ha evolucionado. Cuando Tomes otorgó ese gasto a los empleados de acuerdo con su criterio hace unos años, les dio a los asesores de servicio un límite de $200. Otros empleados base como los cajeros tenían un límite de $50, pero ahora tienen que buscar la aprobación de un gerente. Todos los empleados tenían que llenar un informe de acción de cliente para explicar el problema y su decisión de gastar el dinero.

Pero Tomes y los otros gerentes aprendieron que involucrar a una segunda persona en la conversación con el cliente puede llevar a la raíz del problema de mejor manera y asegurar que el dinero se gaste en lo correcto. Hubo ocasiones en que los empleados gastaron el dinero cuando no era necesario para resolver el problema del cliente.

Aún así, se asegura de que sus empleados sepan que la opción de ofrecer ayuda está ahí cuando la necesiten. Después de todo, el enfoque completo de Tomes es acerca de crear relaciones.

Tomes dijo: “Si un cliente no está parado frente a nosotros, está parado frente a uno de nuestros competidores en algún momento”.

Escrito por Amy Wilson y publicado por Automotive News en http://www.autonews.com/article/20150727/RETAIL07/307279990/tomes-10-foot-rope-a-measure-of-success. Puede contactar a Amy Wilson en [email protected]

Obtener las direcciones

Buscar
Contacto
Glovebox
Buscar
Contact Us
Glovebox
Bob Tomes Ford 33.190440, -096.639880.